Bonsai en el Trópico

Click here to edit subtitle

El Efecto Artístico en la Apreciación y Juzgamiento de Bonsai

Por:  Adán Montalvo  (Apuntes escritos por el Maestro Adán Montalvo que en Paz Descanse)

 

Este aspecto de la practica de bonsai resulta dificil de entender y mucho mas difícil de explicar, primero por que intrínsicamente resulta ofuscante y segundo porque en su consideración muchos elementos de entendimiento subjetivo.  El efecto artístico en la apreciación y juzgamiento de bonsai puede desglosarse en dos partes, una que incumbe al objeto exclusivamente y la otra que incumbe al sujeto.  El efecto es la impresión causada en nuestro animo, que es lo mismo que decir nuestra alma o espíritu (el sujeto).  

 

Estamos hablando de lo interior nuestro, algo estrictamente individual e intimo. Lo artístico,(el objeto) que apreciamos reside fuera de nosotros, es lo que se ha producido conforme a unos principios estéticos, con unas cualidades cuya manifestación debe tener la virtud de producirnos un determinado deleite espiritual.  El objeto esta ahí, es el mismo, no cambia pero sera apreciado y juzgado de modo distinto por cada uno de los que pasen juicio sobre el, porque estos no son iguales, entre ellos puede haber gran diferencia intelectual, sensibilidad distinta en mayor o menor grado, percepción visual muy variada de unos y otros, desigual entrenamiento en arte, prejuicios inconfesados y hasta parcialidad escondida en algunos casos. De ah? que de un grupo de personas que pasen juicio sobre una obra de arte pudiéramos tener tantas opiniones distintas como personas hay.  Eso es una realidad inescapable en cualquier arte, incluyendo el bonsai.

 

Hemos dicho antes que arte es una idea estética concretizada y desde el punto de vista de su apreciación es una comunicación por imágenes visuales.  Por sus propias raíces el arte es asociación, o sea, el poder hacer que una determinada cosa represente y simbolice otra.  Confieso desde ahora que carezco de respuestas tajantes en cuanto a la apreciación y juzgamiento de bonsai concierne pero pienso que nuestra idea primaria debe ser el mejor sentido posible del entendimiento de lo que debe considerarse artístico en bonsai.  Aceptemos que ningún conocimiento humano puede ir mas allá de su experiencia.  No Hay duda que la experiencia personal directa, mas allá de lo que vemos y conocemos con nuestra mente racional, es una gran fuente de sabiduría.

 

El conocimiento no siempre viene del estudio de libros. También viene de explorar la propia experiencia y la intuición como conocimiento inmediato de la verdad puede guiar el intelecto y ambos nutrirse e inspirarse mutuamente. Digo esto por la importancia que tiene la experiencia y la intuición en la apreciación de obras de arte.

 

A veces oímos hablar de que "vamos refinando el gusto en bonsai".  En realidad lo que se ha refinado es el ojo por razón de experiencia. El ojo se entrena como cualquier otro órgano. Es la percepción visual la que entra en operación.  Quien ha viso y estudiado pocos bonsais no tiene un ojo tan refinado como el que tendrá a alguien que ha visto y estudiado un gran numero de ellos.  Es cierto que para apreciar una obra de arte se requiere conocimiento y sensibilidad. De la unión de ambos surge la percepción que hace brotar en nuestro animo la emoción que todo arte debe producir, y que se conoce como emoción estética.  Pero en este momento yo recalco la EXPERIENCIA y digo que esa jamas podrá recalcarse demasiado. Las cuestiones estéticas son subjetivas porque se basan en experiencia personal.  El ser humano no tiene ninguna otra manera de reconocer una obra de arte que no sea su propia percepción, sus propios sentimientos y su propia imaginación , lo que se desarrolla a base de experiencia personal.  A mayor experiencia mayor capacidad en el juzgador.

   

Y por su puesto la experiencia no es transmisible de una persona a otra.  Cada cual la adquiere por sus propios medios. 

 A continuación expongo parte de lo que se necesita para una apreciación justa y un juzgamiento correcto del bonsai desde el punto de vista artístico:

 

1.  Ser consistente de que lo que vamos a juzgar no es una planta cualquiera sino un trabajo artístico, el trabajo artístico es lo único que distingue el bonsai de otra planta. 

2.  Tener la capacidad de apreciar todos y cada uno de los detalles sensibles del bonsai.

3.  Tener con claridad absoluta lo que es el verdadero perfil de un bonsai como obra de arte.

4.  No confundir efecto artístico con efectismo (por definición es un recurso utilizado para impresionar, como a veces resulta el gran tamaño de la composición o una profusión de flores).

5. Tener confianza en uno mismo, en el propio juicio, con la condición de que sea verdaderamente propio, madurado, justificado y sin caprichos. 

6.  Conocer el primer mandamiento en bonsai que manda a que, como bonsaista, habrás de crear una ilusión, no una realidad vegetal, donde lo racional se encuentra con lo sensual, resultando en una obra de simplicidad, libre de ataduras con la naturaleza aunque real y natural como planta viva. 

 

Del árbol consideraremos :

 

1.  Que en bonasi no solo se estiliza sino que se estilizan las formas.

2.  Que el bonsai debe comunicar los rasgos distintivos de su especie.

3.  Que el virtuosismo técnico del bonsaista aparece manifiesto en su obra.

4.  Que en el bonsai aparecen claramente expuestos  respecto del trabajo del bonsaista, su buen sentido de la composición, su sentido del movimiento, su sentido de los ángulos y su sentido de las distancias.

5.  Que el bonsai es solo una representación esquemática, no una copia de lo que la naturaleza produce.

6.  Que hay presentes formas primarias y secundarias en armon?a. 

7.  Que hay manifiestos espacios y volúmenes ingeniosamente logrados.

8.  Que parece con claridad una refinación detallada.

9.  Que el buen gusto manifiesto es impecable.

10.  Que no aparece nada fuera de escala o proporciones adecuadas.

11.  Que el árbol esta ahí no para enseñarte sino para que experimentes la verdadera emoción estética.

12.  Que el árbol representa un significado profundo de verdad que solo puede percibirse a través de la experiencia y expresarse en forma simbólica.

13. Que toda verdad de la composición puede expresarse y definirse con lógica y claridad.

14,  Que el árbol representa un valor simbólico traducido en imágenes que podemos entender

 

Que el árbol representa la idea de creación del bonsaista que debemos identificar y valorar.